#RetroPalomita3: "Mejor... Imposible" Una crítica de @Sandiamonds

#RetroPalomita3: "Mejor... Imposible" Una crítica de @Sandiamonds




Una vez mas, nuestra fiel lectora y colaboradora Sandra Herranz nos deleita con una de sus críticas, en esta ocasión, de una de las mejores comedias románticas de los años noventa: Mejor... Imposible, comedia dirigida por James L. Brooks, conocido por ser uno de los principales guionistas de Los Simpsons, y que fue galardonada nada mas y nada menos que con dos Oscars, entre ellos el de mejor actor principal para Jack Nicholson.

Gracias Sandra!

                                Continue Reading







“Eh, tengo un cumplido estupendo para ti”, Melvin Udall

Esta película, podría haber sido la perfecta comedia romántica, tirando de manual. Él, encarnado por Jack Nicholson, con un trastorno obsesivo compulsivo diagnosticado y un odio, no tan diagnosticado por todo aquello que le rodea. Ella, o Helen Hunt, sufridora camarera de Manhattan que lucha por darle una vida mejor a su hijo continuamente enfermo. Todos los ingredientes, incluido el vecino gay del protagonista, Greg Kinnear, para hacer la perfecta comedia romántica. 

No obstante, he dicho “podría haber sido”, pero no lo es. Porque es, simple y llanamente, políticamente incorrecta, y es que tiene que ser exactamente así, ya que, no está compuesta por grandes héroes en la piel de personajes sencillos. Tenemos a personas, que al final del día, se convierten en los héroes de sus propias historias.

Aunque la presentación de personajes es apasionantemente larga, también es vital para entender todo por lo que pasan los mismos. Nos encontramos con Melvin, que padece un TOC diagnosticado y un odio a su vecino gay, Simon; pero especialmente a su perro, del que se tiene que hacer cargo cuando, el vecino, sufre un revés que le deja en el hospital. Pero con el perro, llega el cambio de pauta que Melvin necesita. Aún así, sigue sin dejar de ir a comer, todos los días, a la misma hora, al mismo restaurante en el que le sirve la misma comida, su camarera favorita: Carol. Y como siempre, lo importante está en los detalles, y a través de miles de ellos en toda la película, sentimos el cambio de Melvin.

Aunque sigue sin pisar las rayas de las baldosas de todo New York, nos encontramos ante un personaje que empieza odiando al insignificante perro de su vecino; y que aún así,  le toca el piano, le prepara la comida y se preocupa por él. En pocas palabras, aprende a quererle. Y también aprende a quererse a sí mismo, para poder aprender a querer a alguien más.

Es, en definitiva, una historia de amor. Pero que va más allá del “chico conoce a chica” que últimamente estamos tan hartos de ver. Es una historia de amor que engancha, con la que el espectador puede empatizar porque es la que se vive cada día. Y por eso es políticamente incorrecta, porque no refleja una vida de dos personajes con tragedias de laboratorio; refleja los problemas de personas de a pie, de verdad. Una madre que lucha por su hijo, alguien enfermo y otro arruinado. 

Tres historias de superación que son mágicamente entrelazadas por un fantástico James L. Brooks, que además utiliza un humor ácido con situaciones llevadas al absurdo que completan toda la historia.

LO MEJOR
- Es una historia de amor de las que no estamos acostumbrados a ver.
- La banda sonora, compuesta por Hans Zimmer.
- Jack Nicholson y Helen Hunt.
- El humor con el que trata todo tipo de situaciones.

LO PEOR
- El inicio de la trama puede ser demasiado lento.

Sandra Herranz o @Sandiamonds

Podéis consultar los anteriores posts de nuestra #RetroPalomita aquí.

0 comentarios: